Memética y Comunicación. Comentarios a la obra de J. Gleick «The Information»

meme

No hace mucho tiempo llegó a mis manos un libro (muchas gracias hermano), que creo imprescindible para cualquier profesional de la comunicación y si me apuran para cualquier lector interesado en campos tan diversos como el periodismo, la biología  o las matemáticas. Cierto es que precisa de cierta formación de base para comprender realmente el alcance de lo que en él se dice, pero las implicaciones que se derivan del texto tengo que reconocer que me parecen de tal calibre que no tengo menos que hacer algunos comentarios. Es de esos libros que al cabo del tiempo están llenos de anotaciones, subrayados y muchas, muchas horas de reflexión. En este post intentaré alcanzar al lector las implicaciones e historia que el término MEME y su derivado en disciplina, MEMÉTICA tienen para la comprensión correcta del fenómeno comunicativo en general y en Redes Sociales en particular.

En 1970 el biólogo francés J.Monod, que había compartido el premio Nobel por desarrollar el papel de mensajero del ARN en la transmisión de la información genética, consideraba que la biosfera era algo más que una entidad plural compuesta por todas las formas de vida de la Tierra. Su visión era más matemática. Aunque parezca raro para el público en general, los biólogos adoptaron con el auge de la investigación en genética los métodos y vocabulario de las ciencias de la comunicación. Monod propuso una analogía, igual que la biosfera está por encima del mundo de la materia no viva, existe un reino abstracto por encima de la Biosfera: Las ideas, y éstas tenían la capacidad de propagarse como si de una infección se tratara.

Image Jacques Monod

El neurofisiólogo R. Sperry sostuvo incluso, como si de un Platón Moderno se tratara que las ideas eran tan reales como las neuronas que habitan. En sus propias palabras:

«Las ideas generan ideas y contribuyen al desarrollo de nuevas ideas. Interactúan unas con otras y con otras fuerzas mentales en el mismo cerebro, en cerebros vecinos, y gracias a la comunicación global, en cerebros extranjeros muy lejanos. Y también interactúan con los ambientes externos para producir en conjunto un avance repentino e inteligente de la evolución que va mucho más allá de cualquier hecho que hoy por hoy pueda repercutir directamente en el escenario evolutivo […]»

Image Roger Wolcott Sperry

  No faltaba mucho para que se enunciara una teoría de la selección similar a la biológica, pero esta vez con respecto a las ideas. R. Dawkins, biólogo evolutivo de fama mundial, inmerso actualmente con su último libro en una cruzada en contra de la religiosidad, estableció una conexión entre la evolución de los genes y la evolución de las ideas. Su agente era el «replicador» y realmente no importaba que el replicador estuviera compuesto de ácidos nuecleicos o no. Si estamos de acuerdo en cómo la vida evoluciona por la supervivencia diferencial de replicadores-genes, tal vez en otros lugares del Universo los replicadores podrían surgir en sistemas bioquimicos alternativos o lo que es más inquietante en ningun sistema bioquímico en absoluto. ¿Que supondría para nuestro modelo de pensamiento que un replicador pudiera existir sin química?.

Image Richard Dawkins

  Dawkins afirmó en 1976: «[…] Se encuentra todavía en su infancia, flotando aún torpemente en su caldo primigenio, aunque ya está alcanzando un cambio evolutivo a una velocidad que deja al antiguo gen jadeando atrás […]». Esta sopa primitiva es la cultura y el vector de transmisión el lenguaje cuya reproducción se produce en el cerebro. Para este «replicador» inmaterial Dawkins propuso el término MEME. Los memes se propagan al saltar de un cerebro a otro mediante un proceso de imitación, compiten por unos recursos limitados: el tiempo de permanencia en el cerebro o el ancho de banda si lo queremos ver así.

Un meme  puede prosperar o desaparecer (perder interés) como la creencia en Dios, la creencia de que la Tierra gira alrededor del Sol o cualquier otra. Un meme compite con otros por sobrevivir y la verdad  puede ser una cualidad ventajosa para su supervivencia, pero es sólo una entre muchas. Es una de las razones por las que tanta gente puede llegar a creer en cosas tan extravagantes como en las abducciones, que Elvis vive o que Stalin fue un benefactor de la Humanidad. Los memes viven su propia vida, independientes de cualquier realidad física. Gleick en su libro cuenta una divertida anécdota que transcribo literalmente:

«[…]»Probablemente no se corresponda con el aspecto que tenía realmente G. Washington por aquel entonces», se oyó decir a un guía turístico ante el cuadro de Gilbert Stuart que se encuentra en una de las salas del Metropolitan Museum of Art, «pero este es el aspecto real que tiene en la actualidad». Y tenía razón […]»

Image George Washington por Gilbert Stuart

Somos el vehículo de los memes y los que los hacemos posibles. Existieron durante toda nuestra historia biológica, desde el boca a boca hasta las redes sociales en la actualidad. Dawkins no ha pretendido que los memes sean entes conscientes, los genes tampoco lo son. Son elementos ampliables por selección natural, paquetes de información. De hecho Fleick lo dice con claridad: «cuando hablamos de luchar por un principio o morir por una idea, probablemente seamos más literales de lo que imaginamos». Algunos de ellos tienen efectos benéficos como podría ser «no saltar hacia un precipicio», pero dada su capacidad de replicación viral dejan un rastro de daños colaterales como la existencia de memes modificados o evolucionados como la astrología, el satanismo, los mitos racistas o un caso que entenderemos perfectamente, los virus informáticos. Los memes prosperan en detrimento de sus anfitriones. N. Humphrey experto en psicología evolucionista añade que » esos entes deberían ser considerados estructuras vivas no sólo metafóricamente, sino también técnicamente». Transcribimos literalmente un interesante párrafo de Humphrey:

«Cuando alguien planta un meme fértil en mi mente, introduce literalmente un parásito en mi cerebro, convirtiéndolo en un vehículo para la propagación del meme, del mismo modo que un virus puede ser un parásito en el mecanismo genético de una célula- huesped. Y no se trata simplemente de una manera de hablar; por ejemplo, el meme «Creer en la vida despues de la muerte» se realiza en verdad físicamente, millones de veces como una estructura en el sistema nervioso de los hombres de todo el mundo».

Image Nicholas Humphrey

Ha sido en los últimos años, en la era de las comunicaciones globales y las RRS cuando la identificación de los memes con los virus se ha convertido en algo habitual. Vivimos tiempos virales, educación viral, videos virales, marketing viral, redes virales, etc.

Como en un post previo comentábamos, ya es bastante duro decir que una persona es simplemente la forma que tienen los genes de crear más genes. Ahora los seres humanos también deben considerarse vehículos para la propagación de memes. Comenta D.C. Dennet, filósofo de la ciencia:

«No sé nada de ti, pero en principio no me siento atraido por la idea de que mi cerebro es como un montón de estiércol en el que se renuevan las larvas de las ideas de otros individuos, antes de enviar copias de ellas mismas en una especie de diáspora de la información»  «¿Quién manda, según esta visión, nosotros o nuestros memes»? James Gleick dixit.

ImageD.C. Dennet  Image  J. Gleick

Con respecto a las RRSS el objetivo de los mensajes,fotos, frases, posts, etc. es la replicación, su mérito está en la viralidad y es algo aceptado por la comunidad profesional.

Recuerda Gleick:

«Los genes tienen, al menos una naturaleza físisca. Los memes son abstractos, intangibles e inmedibles. Los genes se replican con una fidelidad casi perfecta y la evolución biológica depende de ese factor. Por el contrario los memes, los mensajes en RRSS rara vez se copian exactamente, sus límites son difusos y mutan con una flexibilidad tan disparatada que resultaría fatal en el campo de la biología».

La conclusión es preocupante desde nuestra visión antropocéntrica del mundo. Fred Dretske, experto en filosofía de la mente y del conocimiento dijo en 1981 «en el principio era la información. La palabra apareció más tarde… La transición se alcanzó mediante el desarrollo de organismos con capacidad de explotar selectivamente esta información para poder sobrevivir y perpetuar su especie».

Image  Fred Dretske

La Infosfera es invisible, es un Universo paralelo lleno de fantasmas y nosotros los humanos somos las únicas criaturas biológicas que vivimos en ambos mundos.

Finalizaremos con el párrafo con el que Gleick acaba su texto sobre memes:

» Somos conscientes de las numerosas especies de información que hay. Las llamamos sarcásticamente tipos, como para asegurarnos de que comprendemos: mitos urbanos y mentiras zombies. Las mantenemos vivas en una granja de servidores provista de aire acondicionado. Pero no podemos poseerlas. Cuando una musiquilla resuena en nuestro oído, cuando una moda causa furor y altera nuestras costumbres o cuando una falsa idea predomina en las conversaciones globales durante meses y desaparece con la misma rapidez con la que ha surgido, ¿quién es el amo y quién el esclavo?.

Eugenio Guerrero @Compartelogms

Título de la obra fuente :The Information: a History, a Theory, a Flood» by James Gleick ©2011 James Gleick

Agradecimientos

James Gleick por escribir un texto desde todos los punto de vista indispensable

Alfonso Guerrero y su esposa Madalena, que me regalaron el libro, un regalo precioso desde  todos los puntos de vista

Miguel Guerrero, mi hijo, que me introdujo al concepto de los memes

José Alfonso Sanz y Rosa Pellicero periodistas de raza que ven más allá de lo puramente publicado

A toda la comunidad Twitter

3 comentarios en “Memética y Comunicación. Comentarios a la obra de J. Gleick «The Information»”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s