La Caida de Saulo, el Astroturfing y los talibanes de Rajoy

Jacomo Palma La Conversión de San PabloHace muy poco me encontré como Saul cayendo del caballo por la cegadora luz del Astroturfing. La cuenta del Presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, al fin había ascendido al Olimpo de Podemos donde reinaba solitario por encima del bullicio de fondo. Eso no fue un alzamiento tuitero a favor del de Pontevedra, eso fue la erección conjunta de Oriente Medio y Asia Menor. Llegué a ver el desaguisado, pues estaba conectado  cuando salió la noticia, todavía se me dispara la risa, cientos de perfiles de los que a algunos sólo les faltaba asomar por un lado la bocacha de un versátil AK-47.

Al caer la tarde el Gang virtual  del turbante fue desapareciendo, tan solo permanecían los «marditos» huevos, pero bueno la cosa había ido a menos, y por «huevos» que no sea. Twitter ya se encargó de  por su parte sanear un tantico la cuenta del «avispado» presidente. Al final del día nadie se hacía responsable y se recurrió al gastado «ésto ya está solucionado y vamos a investigarlo».  A mi, personalmente me trae al pairo, ya sea por malas prácticas del gabinete de comunicación del gobierno o por la negligencia de ser sensibles a una estrategia en su contra de naturaleza tan burda como comprar seguidores a favor de  terceros, la verdad es que el gabinete de comunicación al completo deberían replantearse seguir en dicho gabinete.

Astroturfing,Mariano RajoyEso por un lado, por otro parece que la palabra astroturfing se empieza a popularizar y a salir del armario de los especialistas en marketing. Es una de esas pocas ocasiones en que un producto, en este caso el césped artificial fabricado por AstroTurf se sustantiva y se convierte en categoría para significar aquello que sólo parece lo que es pero en absoluto es lo que parece. Es decir, comprar ,de la manera que fuere, la atención pública a golpe de talonario; y comprar seguidores o fans es una de las más torpes sobre todo debido a lo fácil que es analizarlo. Aquí no viene al caso, porque los aspectos mas técnicos del asunto no pertenecen a este post.

Pero ¿a qué el cuento de la conversión de San Pablo? No digo yo que no se observe con cierta sorna este extravagante espectáculo, sea quien sea el culpable, lo ciertamente divertido es que los medios de comunicación, comunicadores, periodistas de todos los espectros, profesionales y de todos los sectores relacionados con la comunicación, se hagan de cruces y con la cara sorprendida del que parce ignorarlo todo. En fin que todos los que nos movemos en estos ámbitos sabemos, obviamente si queremos saberlo, discriminar entre los movimientos legítimos y cuasilegítimos (alguna vez habalremos de ellos) y las estrategias de engaño a la opinión pública utilizando opinión mercenaria peor o mejor pagada.

No nos demos golpes de pecho porque todos lo sabemos y, ya sea la teoría de la tontería o la de la conspiración correctas, como ya he comentado en otras dos ocasiones …¡Vaya tropa! y los que nos rasgamos las vestiduras, yo el primero, sólo somos o «fuego amigo» o transeuntes digitales hacia ninguna parte.  Muchas Gracias a tod@s

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s