Historia de un comienzo. ¿Recuerdos del futuro?

start

Autor: Alfonso Centeno. Director comercial de Artemia Comunicación

LOS NÚMEROS MONOGRÁFICOS

En la línea del Storytelling voy a intentar sintetizar la historia sobre mis inicios dentro del Mundo de la Publicidad, no exenta del romanticismo y la perspectiva que dan los años,
que parcialmente vienen dados por la trayectoria profesional que heredé de mi padre. Desde
mi mas tierna infancia, en mi casa he oído hablar de este tema en todas sus vertientes
posibles y, poco a poco, comencé a comprender de qué iba este negocio.

He vivido siempre rodeado de comunicación, diseño y creatividad, ¿qué era eso de arte final?.
Poco a poco, dado que mi padre tenía agencia de publicidad y era a su vez editor del Anuario
Español de la Publicidad, un «librito» de 4 kilos más o menos, durante más de 30 años. Lo
adquirían tanto profesionales del sector para encontrar cualquier información profesional que necesitasen,
como medios de cualquier tipo.En aquella época todas las agencias, soportes y medios lo usaban, pues era de gran utilidad para encontrar a cualquier profesional relacionado con este mundillo, recuerdo verlo en todas las agencias que visitaba, bien para ver al jefe de medios, o al ejecutivo de una cuenta en particular.

Corrían los años 80, y recién terminado mi servicio militar, mi hermano mayor me propuso
trabajar con él para la elaboración de números monográficos El ya llevaba mucho tiempo
sacando números para Actualidad Económica, Dinero, Diario 16, etc…,, pero siempre
desde el propio periódico, pero en esta ocasión, quería hacer más en más periódicos
simultáneamente con temas distintos, y lógicamente dependía del tema a desarrollar que
se tratase, era ideal para un periódico u otro, por lo que todos los temas que surgían
no se podían hacer en el mismo periódico, o bien por su perfil de lectores, o debido a su distribución, o la política editorial propia de dicho periódico.

Este tipo de publicación se entregaba con la tirada dominical, que por lógica, era la mayor de la semana, con lo que se conseguía una gran difusión. De este modo comenzó mi trayectoria dentro del mundo de la publicidad, aunque en realidad, mi comienzo surgió de la mano de mi padre, ofreciéndome un despacho de su agencia para montar un estudio de arte y creatividad. En realidad era un suplemento que enriquecía al dominical que los lectores adquirían en aquella época, y digo en aquella época porque por todos es sabido que la venta de periódicos ha bajado considerablemente debido a la nueva era digital, pero
eso ya es harina de un costal que pienso tratar en otra ocasión.

Comenzamos nuestro primer número con el lanzamiento de otro número dedicado al
Corredor del Henares. En aquellos momentos, había mucha industria desde Madrid hasta
Alcalá de Henares, tocando como el lógico todas las empresas importantes ubicadas en
los distintos polígonos industriales que se fueron configurando, mucha industria de
producto español, pero me temo que hoy en día no es así.

Todo comenzaba con tratar con los distintos ayuntamientos de la zona, y demás órganos
institucionales que pudiesen estar presentes en dicho número por algún interés en concreto.
Para mi, no dejaba de ser un reto, pues era mi segundo trabajo en mi vida profesional.
Aprovechábamos las diferentes estaciones del año para dedicar nuestros temas, como
por ejemplo al final de la primavera, a hablar del “Segundo Hogar” . Ese fue un buen número salió por cierto con una contratación de publicidad muy elevada, tanto como que tenía más páginas que el propio dominical de ABC, pues éste número se pensó desde el principio para éste periódico.

Para mi no fue nada fácil, con lo joven y neófito que era en aquel momento, entrevistarme
con un alcalde o con un jefe de medios de una agencia para intentar, que dentro de su
planificación de campaña para sus clientes, contara desde el principio con nuestra
publicación, así era mucho más sencilla la comercialización de cada número
monográfico, algo muy complicado de conseguir, porque para ellos era más cómodo
planificar con los medios tradicionales, y no incluir una publicación que ellos veían no demasiado realcionada temáticamente.

Estos momentos me traen gratos recuerdos, se vendía muy bien un buen
producto y teníamos la distribución asegurada para toda España, pero sobre todo para la
tirada local de Madrid. Otros tiempos, donde las empresas ganaban dinero y los
trabajadores también, daba gusto salir a la calle a ofrecer dicho producto nuevo, pues
fuimos pioneros en este tema. Y de esta manera y no de otra, traigo aquí estos recuerdos
de mis principios dentro de este mercadillo de la publicidad.

Teníamos una gran ventaja a la hora de ofrecer nuestro nuevo número, pues existían
clientes que sólo se anunciaban si era una publicación especializada en su sector, con lo
que lo teníamos tan fácil en algunos momentos, que llegamos a retirar una doble página
de SEAT del dominical para incluirlo en nuestro número dedicado a la automoción, aquel
número también salió con una gran contratación de publicidad, no faltaba ninguna marca
de todas las que existían en España en aquellos momentos.

Y estos furon mis comienzos y la experiencia que puedo contar, forma parte de mis mas gratos recuerdos. Espero que haya sido una historia que a alguien le haya servido para algo.

images

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s