Reflexiones políticamente incorrectas sobre lo que debe saber un CM

Imagen

Este post surge directamente de la experiencia y la observación. No voy a caer en el error de repetir lo que aparece cansinamente en multitud de publicaciones, escucha, interactua, etc. Me causa un profundo hastío la misma monserga que de puro evidente llega a ofender la inteligencia. Como CM independiente he llegado a observar con preocupación como aspectos puramente técnicos, que entran dentro del campo de las ciencias pseudosociales como el marketing, la publicidad, las RRPP, el «mardito» coaching, etc., llegan a convertirse por la manera machacona de insistir en ellas, en las piedras angulares de lo que al parecer deben ser los conocimientos de un CM. Otra cosa son el SEO, SEM y SMM, conocimientos regulados y absolutamente técnicos que son complementarios a la gestión de medios sociales pero en absoluto su nucleo. Dicho de otra manera son harinas de otro costal y no voy a entrar en ellos en este artículo.

El fracaso del marketing convencional aplicado a los medios sociales como ciencia ya lo hemos visto en campañas de compañías tan asentadas y sustentadas en grandes inversiones y agencias como los casos de Freixenet, Campofrío, Instagram, Starbucks, LOEWE, etc. donde el destinatario del mensaje entendía de manera inmediata que era tratado como un deficiente mental ( Oro Collection 2012 ). En el caso de Campofrío el número de parodias y críticas que surgieron en las RRSS fue de dimensiones colosales.

Intrigado en su día por estas críticas di con un sesudo artículo de una web/blog de una agencia especializada en métricas, que alababan la viralidad extrema de estos spots. Bien, me remito a un ejemplo sobre viralidad que suelo explicar a mis alumnos. ¿Han visto ustedes alguna vez un accidente de tráfico en carretera? La respuesta en todos los casos SÍ. ¿Han dirigido su vista hacia el lugar del accidente? En todos los casos  SÏ (tanto como para que la DGT recomiende mirar hacia la carretera para no provocar accidentes subsidiarios). La ultima pregunta es determinante. ¿Les gustó el accidente? En todos los casos NO. No hay duda de la viralidad que el accidente produce a los conductores cuando circulan en su proximidad. Pero de ahí a que guste media un abismo. No hay más comentarios al respecto. ¿Conclusión? Los grandes con todos sus presupuestos, equipos y masters (por cierto si alguien conoce a algún alumno de master que haya suspendido el cursito que me lo comunique porfa ) muchas veces no representan la solución en absoluto.

Todo ésto viene al hilo de la tendencia a la endogamia que está surgiendo alrededor del mundo profesional de los Social Media. En román paladino si no has pagado un máster puedes darte por jodido; quiero decir que si no has pasado por caja de la asociacioncita de marras o por las aulas en las que experimentados «speakers» te lanzan su «speech» chupigüay en instituciones habitualmente privadas y en absoluto baratas ( al parecer no se han dado cuenta de que el español es la segunda lengua de internet) te puedes encontrar ante la imposibilidad real de introducirte en este mundo o ser considerado un profesional ilegítimo. Tened esperanza no todo este mundo funciona así.

Ahora habla la experiencia propia y pongo la cara para recibir los bofetones. No son demasiadas las habilidades, pero son más difusas y complicadas algunas veces de lo que parecen.

-Comienza con proyectos pequeños, corres el riesgo de no cobrar y trabajar más horas que un reloj pero la experiencia que conseguirás será tu mejor currículum.

-«Ponte la gorra». Eres la voz de la marca y eso implica por un lado el anonimato y por otro lado una gran responsabilidad, tanto para la marca como para los clientes de esa marca, yo lo llamo parafraseando el título de una conocida novela «la soledad del CM» ,pero por otro lado eres un ser humano, tienes tu propia moral. Creedme no merece la pena convertirse en un mercenario a causa de una lealtad mal entendida y muchas veces peor pagada.

-El español es la segunda lengua de internet, pero nunca olvides que el inglés no es necesario, es sencillamente indispensable

-Lee de manera compulsiva no sólo del área profesional del CM, mantente informado, contrasta las fuentes siempre que puedas, cuando no puedas informa pero no confirmes, escribe bien e intenta cometer los menos errores posibles (todos los cometemos, tranquilo), y busca las joyas entre la basura, las hay y muchas. La interacción requiere hablar y empatizar con amigos, fans, usuarios, clientes, etc. de una gran diversidad de países, culturas, formación, áreas, estratos sociales, etc. El CM debe ser fundamentalmente lo que se ha llamado siempre una persona culta y muy sociable

-Estudia, comprende y fórmate en esas áreas tan resbaladizas de las matemáticas como la economía y la estadística. Ninguna aplicación suplirá ese conocimiento y en cualquier caso hará que tus resultados sean fiables y tu comprensión de las aplicaciones completa.

-El lema «el cliente siempre tiene razón» no suele ser cierto en esta profesión. El que sabe de medios sociales eres tú, por eso se supone que te contrata. ¿Os imagináis a un paciente imponiendo al médico qué tratamiento debe darle? No hay más que decir al respecto.

-Lo que voy a decir ahora puede parecer una herejía. Si escribes en tu propio blog, escribe siempre para ti y porque te causa un profundo placer, no escribas para los demás, porque además de prostituirte te aburrirá en el mejor de los casos, o te causará un gran pesar en el peor de ellos.

– Las RRSS son algo parecido a ir a una fiesta (recuerda cualquiera a la que hayas ido y me darás la razón). No seas el sieso que se queda en una esquina con su copa aislado del resto de la gente, pero tampoco te conviertas en el «brasas» del que todo el mundo huye y que sólo se escucha a si mismo. Sé amable y agradecido, saluda a todo el que te salude, infunde confianza y aprende a escuchar. Tu presencia por si misma debe llegar a representar con el tiempo un valor añadido para tu comunidad.

-En las crisis se responsable. Cuando un amigo de verdad en el mundo real se molesta con nosotros nos preocupamos e intentamos que todo vuelva  a su cauce, afectando lo menos posible a nuestra amistad. Cuando te enfrentes con un troll, tranquilo, su propia estupidez  y mala intención acabará con él.

-No sólo debes comprender, también debes dar soluciones. No te fijes solamente en lo que quiere la gente sino en lo que necesita de ti y de tu marca.

-Conviértete en una referencia ética. Ésto requiere mucho tiempo, pero es lo que con el tiempo hará que llegues a la conclusión de que ésto mereció la pena y que escogiste la profesión correcta

-Por último, medio en broma, medio en serio. No te fies nunca de alguien que tenga los zapatos demasiados limpios y brillantes, o padece un transtorno obsesivo-compulsivo o no sabe lo que es la calle.

Sólo me queda agradeceros a todos los que leáis este post vuestra comprensión y paciencia, esperar los bofetones de los grandes y decir como Baltasar de Alcazar en «La cena» : «Las doce dan, yo me duermo, quédese para mañana»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s