BITCOINS: Una leyenda darknet que se está poniendo de moda en el mundo digital

 

Bitcoin1-300x297La primera vez que escuché hablar de bitcoins fue a gente mucho más joven que el que escribe y me intrigó, para qué negarlo. Sólo el hecho de tratarse lo que en este mundo se denomina «Criptomoneda» ya excita la curiosidad. Y me puse a bucear buscando verdades, verdades a medias y leyendas que no lo son tanto.

Bitcoin es lo que podríamos llamar una divisa o moneda que no depende de ningún banco central, es decir descentralizada. Es obvio que este tipo de moneda no es del gusto precisamente de los poderes públicos; sirvan como ejemplo precedentes como Liberty Dollar, eGold o GoldMoney que fueron obligados a cancelar su particular sistema de pagos normalmetnte respaldado por oro y  que en el caso de Liberty Dollar acabó con su creador Bernard von NotHaus detenido por el FBI y con todos los activos en oro y plata que respaldaban dicho medio de pago cancelados.

Pero primero un poco de historia. Esta particular «Criptomoneda» fue creada por Satoshi Nakamoto, cuya verdadera identidad permanece en la oscuridad, en 1998. su anonimato es entendible cuando su propósito real es evitar los costos de gestión y custodia y sobre todo su manipulación con fines políticos en muchos casos completamente inmorales y por otro lado la posibilidad real de transacciones de forma completamente anónima.

ImagenEl sistema monetario basado en Bitcoins está apoyado en varios pilares. Bases de datos distribuidas un sistema en el cual múltiples nodos o servidores de bases de datos están ligados por un sistema de comunicaciones de tal forma, que un usuario en cualquier sitio puede acceder los datos en cualquier parte de la red exactamente como si éstos fueran accedidos de forma local. El segundo pilar sería una red P2P (peer to peer bajo un protocolo común) que le da soporte y por último un sistema criptográfico basado en una secuencia alfanumérica de 33 caracteres sin información alguna sobre los propietarios de esas claves.

Pero hablemos de seguridad. No se ha informado de ninguna vulnerabilidad que provoque una doble facturación, pero teóricamente sería posible un ataque, siempre que el atacante controlara al menos el 51% del poder de computación necesario para abarcar toda la red. El nivel de cálculo para realizar una única doble facturación implicaría una inversión casi inimaginable (el poder computacional de la red Bitcoin es varias veces superior al de las 100 supercomputadoras más rápidas que existen, todas combinadas), y una organización tan compleja, que desde un punto de vista económico sería  infinitamente más provechoso poner esos recursos a trabajar bajo las reglas del protocolo Bitcoin.

La información que permite el uso de las bitcoins puede ser almacenada  en cualquier soporte digital (disco duro, tarjeta o llave de memoria, CD, casilla de web-mail, etc) en la forma de un archivo monedero, o bien custodiada por sitios web que ofrecen “cuentas Bitcoin”. La propiedad de los bitcoins puede ser transferida a través de la red a cualquier usuario titular de una “dirección Bitcoin”, como si de un e-mail se tratara. Según los expertos, gracias a la arquitectura criptográfica de Bitcoin una transferencia entre direcciones Bitcoin es varias veces más segura que una transferencia entre cuentas bancarias (sin contar el riesgo que implica la  obligatoria intromisión de terceros  en el sistema bancario). De esta manera el saldo no está ligado a la identidad de los  usuarios sino a las direcciones públicas (pero fantásticamente encriptadas) que ellos tienen. El historial de todos los movimientos de bitcoins permanece almacenado en la «cadena de bloques».

Cualquier transacción transmitida a otros nodos no se convierte inmediatamente en “oficial”; primero debe confirmarse en una lista – mantenida colectivamente – de todas las transacciones conocidas o Cadena de Bloques. Tal es el trabajo de los “nodos generadores”, cuyos dueños son los “bitcoins miners”.

Cada nodo generador de bitcoins recoge todas las transacciones que aún no fueron confirmadas en un archivo (el bloque candidato) que contiene la referencia a dichas transacciones y al último bloque válido conocido por ese nodo. Entonces, los nodos generadores compiten entre sí tratando de encontrar un hash de ese bloque (un código aleatorio que lo representa), en un esfuerzo computacional que demanda cantidades predecibles de intento y error. Cuando un nodo encuentra la solución, la transmite a toda la red. El resto de los nodos reciben el nuevo bloque actualizado, lo verifican antes de aceptarlo y lo agregan a la cadena.

Aunque ningún usuario de Bitcoin está forzado a revelar su identidad, todas las transacciones  realizadas quedan grabadas en esa base de datos de libre acceso que es la cadena de bloques. Esta contiene el historial de posesión de todas las Bitcoins (o fracciones ellas), desde la dirección creadora hasta la dirección del actual dueño, y se encuentra en todas las computadoras que ejecutan el software de Bitcoin. Por lo tanto, si un usuario intenta reutilizar monedas que él mismo ya gastó (doble facturación), la red lo detectará y rechazará la transacción.

Cadena de Bitcoins - ElBitcoin.org

La cadena principal (negro) consiste de la serie mas larga de bloques desde la creación (verde) hasta el bloque actual. Bloques huérfanos (gris) existen fuera de la cadena principal.

La cadena de bloques es un registro totalmente transparente y cualquiera puede examinarla, en cualquier momento, para informarse acerca de cualquier transacción que se haya realizado desde el lanzamiento de Bitcoin, así como de las nuevas transacciones que se van agregando a la cadena en tiempo real.

¿Cómo se crean las Bitcoins? La red Bitcoin crea y distribuye un lote de nuevos bitcoins aproximadamente 6 veces por hora a alguien que esté ejecutando el software para generar bitcoins (mining software). ver video,  La probabilidad de que un usuario reciba un lote depende del poder de cálculo con el que contribuye a la red en relación al poder de cálculo de todos los otros nodos combinados. El primer nodo generador en encontrar la solución al problema criptográfico que presenta el bloque-candidato es el que obtiene un nuevo lote de bitcoins. Los “miners” también pueden unirse por medio de Internet para generar bitcoins en grupo, formando un “pool mining”.La cantidad de bitcoins creada por lote nunca será mayor de 50 BTC, y los incentivos (el número de bitcoins por lote) están programados para disminuir con el paso del tiempo, reduciendo el incremento de la masa monetaria de manera predecible, hasta llegar a cero. Nunca llegarán a existir más de 21 millones de bitcoins.

Debido a los incrementos en la dificultad para obtener bitcoins por medio del «Mining Software» ya hace mucho tiempo que ésta dejó de estar al alcance del usuario común de un PC. Hoy en día, la mayoría de los usuarios de Bitcoin obtienen sus cripto-monedas a cambio de los productos que venden, o en web comerciales o bien en transacciones cara a cara con operadores que compran bitcoins y los venden cobrando una comisión.

Las Bitcoins es una curiosidad económica desde todos los puntos de vista. A diferencia del dinero convencional, Bitcoin no puede ser controlado por ninguna autoridad económica ni nacional ni internacional debido a su naturaleza descentralizada. La expansión de la base monetaria está predeterminada por el software de Bitcoin y es por todos conocida, de modo que no es posible afectar el poder adquisitivo de los usuarios manipulando la cantidad de bitcoins en circulación.

El software de Bitcoin (también denominado “cliente Bitcoin”) que los usuarios tienen instalado en sus ordenadores transmite cada transacción a los nodos cercanos, que a su vez la propagan a toda la red. Las transacciones inválidas son rechazadas por los clientes honestos (aquellos que se atienen al protocolo de la cadena de bloques en uso). Por el momento, la mayoría de las transacciones pueden realizarse gratuitamente, pero es posible pagar una una pequeña tarifa para que los miners prioricen (aceleren) su procesamiento.

El número total de bitcoins tenderá a 21 millones con el tiempo. Su oferta crece en una serie geométrica (con una razón constante); así, en 2013 habrá sido generada la mitad de la oferta total  y en 2017, 3/4 de la misma. A medida que la cantidad de bitcoins se aproxime al límite de 21 millones, se espera que la economía Bitcoin entre en deflación, vale decir que el poder adquisitivo de cada bitcoin aumente, probablemente hasta alcanzar cierta estabilidad. Los bitcoins, entre tanto, son divisibles hasta 8 decimales (dándonos 2,1 x 10 elevado a la décimoquinta potencia – es decir 2,1 cuatrillones – de unidades totales), lo cual elimina las limitaciones prácticas a los ajustes de precio en un contexto deflacionario.

La economía Bitcoin es aún muy pequeña si la comparamos con la de otras divisas y el software todavía se encuentra en estado beta. Sin embargo, todo tipo de bienes y servicios, desde automóviles a trabajos de programación freelance, están en este momento siendo intercambiados por bitcoins. Además, hay numerosos sitios web que facilitan el intercambio de todo tipo de divisas por bitcoins, y admiten diversos sistemas para transferir los fondos.

Una vez entendido ésto la pregunta subsiguiente es ¿Cómo puedo conseguir Bitcoins para realizar mis primeras transacciones? La respuesta que nos da elbitcoin.org es múltiple y tan amplia que rebasa la longitud del post por la que recomendamos visitar en enlace más arriba citado.

En el título del post hacemos mención explícita a Darknet o la Deep Web si lo queremos ver así. La propia naturaleza de esta criptomoneda como su propio nombre indica implica la posibilidad real de realizar transacciones invisibles a los gobiernos o a las autoridades económicas y en estos términos incluimos el pago de impuestos. Las transacciones en forma de bitcoins llevan implícito el anonimato voluntario, lo cual favorece, y es fácil de comprobar cuando se navega por la internet profunda, la realización de actividades ilegales como la distribucion de sustancias prohibidas, la vulneración de la propiedad industrial e intelectual y/o cosas mucho peores tanto desde el punto de vista legal como moral. Las ventajas económicas son obvias, pero los peligros que subyacen a a transacciones transparentes en su esencia pero completamente opacas en su autoría son claras y meridianas. Con respecto a los aspectos tributarios, y  ésto es sólo una opinión personal, evitar el pago de impuestos en un futuro hipotético dominado por una economía basada en Bitcoins supondría la ausencia de fondos que se dedican por parte de los estados a partidas como el desempleo, o la sanidad y educación públicas. Aunque me rechinan los dientes cuando lo digo creo que una divisa que evitara las obligaciones fiscales  convertiría muy pronto al mundo en algo mucho más insolidario, aún si cabe, que el que conocemos, siendo como somos esclavos de la autoridad económica.

En un futuro y no muy lejano podremos comprobar como resuelve el Universo digital la problemática de las divisas virtuales, creo que probablemente acabarán regulándose por los estados y nos veremos de nuevo en el punto de partida.

Enlaces de referencia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s